Alimentación Nutritiva y Saludable

Dieta-saludable

Una vida sana no es nada fácil, y menos cuando ya estás mal acostumbrado o acostumbrada a comer cualquier cosa todos los días, ya sean comidas rápidas, comida basura, picotear entre horas...


Por ello hoy os traemos los mejores hábitos y consejos para conseguir que vuestras vidas están compuestas por una alimentación nutritiva y saludable ya que esta es un factor fundamental para nuestro bienestar.

Si te interesa y quieres conocer más sobre este tema sigue leyendo:



Gran cantidad de personas comentan que una alimentación saludable es comer de todo un poco y acompañar las comidas con agua como si este líquido ayudara en el tracto intestinal, contra las grasas saturadas en el mismo instante en que se ingieren tanto el alimento sólido como el agua. Otras personas cometen el error de hacer ayunos por estética o religión creyendo que es algo saludable.

Son muchos los mitos o creencias erróneas que se forman en torno al modo de alimentación saludable y nutritiva, bien sea para la parte de salud relacionada con bienestar, o para la parte estética que está estrechamente relacionada con el bienestar físico y mental.

Si quieres evitar problemas de acumulaciones de grasa corporal excesiva, que se podrían derivar en sobre peso, posterior obesidad y posible diabetes, deberías evitar, al máximo o por completo, consumir los carbohidratos simples con bajo valor nutricional como lo pueden ser las golosinas, los postres, pasteles, y otros productos que tengan grandes concentraciones de azúcares refinados, que además pueden traer grandes concentraciones de Sodio (Na) y concentraciones de grasas saturadas ("malas").

Los carbohidratos simples con alto valor nutricional como las frutas, y algunas verduras, se deben consumir preferiblemente con el estómago "vació" (en el caso de las frutas), y las ensaladas deberían ser un buen complemento de las comidas.

Muchas personas tienen como "hábito saludable" el consumir un fruta justo después de comer, teniendo fichada a ésta como "postre saludable", a lo cual podemos observar dos errores que son: agregar más calorías en donde son las de la fruta de fácil asimilación, lo cual se irá en mayor parte al tejido adiposo, y el otro error es que por su contenido alto en fibra, las frutas comienzan a fermentar en el estómago habiendo ya antes algo para ser digerido, lo cual puede generarte problemas digestivos y gastrointestinales más severos, posiblemente.


La importancia de las proteínas es indiscutible. Generalmente uno debería consumir entre 1-1,5 gramos de proteína por kilogramo de peso, pero obviamente ponernos a pesar cada porción de alimentos sería una completa estupidez y pérdida de tiempo. Las grasas igualmente son muy importantes para la parte de nuestro sistema endocrino relacionada con la secreción hormonal. Preferiblemente las de origen vegetal y las que vienen "implícitas" en los alimentos de origen animal.

Una porción de carbohidrato complejo (arroz, pasta, patatas, etc.), una de proteína (huevo, carne, pollo, etc.) y una ensalada de vegetales. Aumentando o reduciendo las porciones según sean las actividades físicas o ejercicios físicos (deporte, entrenamientos con pesas, etc.) que realicemos durante el día, conforme vamos notando nuestro estado de ánimo y nuestra apariencia física en el espejo.

Si se hace lo que comúnmente plantean las personas para "comer saludable", de que cada comida solo sea una ensalada vegetal y una porción de proteína, solo agregamos glucosa en forma de monosacáridos o disacáridos la cual se asimilará muy rápido haciendo que muy pronto volvamos a sentir hambre, y posiblemente a sentirnos débiles y mareados. Por eso, los carbohidratos complejos son tan importantes porque nos proporcionan enlaces polisacáridos de glucosa que se "rompen" de manera más lenta, lo cual nos genera sensación de saciedad y nos proporcionan glucosa de manera constante a lo largo del día.

Lo recomendable para evitar problemas, sería consumir los líquidos 20-30 minutos antes de comer (para tener buena hidratación y salivación) y, por lo menos, 60-90 después de haber comido. Pero como digo, es solo una recomendación. El agua es un líquido preciado y que nunca debe faltar beberlo a lo largo del día.