Ideas Para Decorar tu Puerta

Ideas-para-decorar-la-puerta-de-tu-habitacion-1

Los años pasan factura, y a las puertas de nuestra casa también, con el tiempo las puertas interiores se quedan desactualizadas, antiguas, e incluso desentonan con el aspecto general de la casa, ya que en muchos casos a ésta sí la vamos actualizando con pintura, textiles y otros pequeños arreglos.




Y, aunque cambiar todas las puertas de casa puede ser un gasto excesivo, sí que podemos decorarlas y pintarlas para darles una segunda vida. Aunque no lo creáis, podemos dejar las puertas mejor que nuevas.

Así que si estás buscando ideas para decorar y pintar las puertas, a continuación podrán inspirarse con estas geniales ideas, y los que todavía no se atrevan a decorar sus propias puertas ellos mismos, después de ver estas ideas y lo sencillo que resulta de llevar a cabo, seguramente cambien de opinión. No os perdáis estas ideas para decorar y pintar las puertas interiores de casa.


-Pintar la puerta con un patrón geométrico. Pueden ser cuadrados, rectángulos, círculos, hexágonos que están muy de moda, o, como en este caso, triángulos de varios colores creando un bonito y colorido mosaico en la puerta. Con cinta de carrocero y pintura de colores, más una previa planificación en un boceto previo en lápiz u ordenador, será suficiente para decorar las puertas del hogar como vemos en la imagen de arriba.

-Pintar la puerta a dos colores. Se pueden introducir los dos colores de muchas formas, en este caso, dividen la puerta de forma diagonal. Escoge dos colores que combinen, o no, basta con que a ti te gusten, y divide la puerta con cinta de carrocero para pintar cada lado de un color.

-Decorar la puerta con círculos. Esta idea la podemos hacer de varias formas: con pintura y a mano alzada, con pintura y una plantilla o con vinilos con forma de círculo. Escoge la que más te guste. La más sencilla de hacer, sin duda, es la de los vinilos. Compra unas pegatinas en forma de círculos y decora la puerta con ellas.

ideas-pintar-decorar-puerta-7


-Decorar la puerta con rayas en forma de flecha. Esta otra forma de pintar la puerta es, igualmente, muy sencilla de realizar, y el acabado es bastante llamativo.
-Decorar la puerta con un mosaico. Esta idea la podemos realizar con pintura y cinta de carrocero, diseñando previamente el mosaico en un ordenador, para ver cómo queda, o podemos comprar pegatinas o vinilos con forma de triángulo e ir pegando una a una hasta completar el dibujo deseado. Con las pegatinas, naturalmente, resulta mucho más sencillo. Con pintura tenemos que poner mucha cinta de carrocero, pero tampoco resulta demasiado difícil.

-Decorar la puerta con chinchetas. Las chinchetas son también un recurso decorativo muy útil, económico y versátil. Podemos decorar cuadros, paredes, muebles, o también, puertas, como es nuestro caso.



-Decorar la puerta con cinta aislante o cinta washi tape. Con sólo decorar el marco de la puerta, como vemos en la imagen de arriba, podemos dotar a la puerta de un aire nuevo y renovado. Y la verdad, que con un poco de cinta aislante de color o cinta washi tape, como prefiráis, podemos hacerlo realmente sencillo.

washi-tape


-Pintar la puerta del mismo color que la habitación. La pintura es el recurso decorativo por excelencia, tanto para paredes como para puertas. Con la pintura podemos hacer que la puerta destaque o por el contrario, integrarla en la escena completamente al pintarla igual que el resto de paredes.

-Tapizar la puerta. Esta idea deja un acabado un tanto antiguo, como algunos cabeceros de cama de antaño, pero no deja de ser una idea para decorar una puerta. Habla por sí sola. Hay que tapizar la puerta, los dos lados de la hoja, y listo, puerta nueva.

-Pintar un zócalo en la puerta. Esta es otra forma de pintar la puerta a dos colores. Uno arriba y otro abajo, creando un zócalo que imite a las paredes del interior o no, como queramos.

-Pintar la puerta con efecto envejecido. Esta idea es un poco elaborada, requiere de unas manos un poco expertas y realizar los pasos, uno detrás de otro, correctamente. Pero como veis, el resultado es estupendo: una puerta con aspecto envejecido.