Síntomas Sobre el Embarazo

153446338-Pregnant-woman-putting-on-cream

Dudas y más dudas, puede que estés buscando un bebé y al mínimo cambio en tu cuerpo pienses que ya estás embarazada o puede que sepas ciertamente que estás en cinta y quieras conocer cuales serán los síntomas que irás viviendo.


Sea cual sea tu situación lo que importa es conocer los futuros o presentes síntomas y cambios que sentirá tu cuerpo ante el embarazo de tu pequeño o pequeña que esta viniendo poco a poco en camino.

Si quieres conocer más sigue leyendo:



-Cambios de humor:

Es normal tener cambios de humor durante el embarazo. Eso se debe, en parte, a que los cambios hormonales por los que pasa el cuerpo afectan el nivel de los neurotransmisores (los mensajeros químicos del cerebro). Cada persona responde diferente a estos cambios. Hay futuras mamás que experimentan emociones exageradas, algunas buenas y otras no tanto. Otras se sienten más bien deprimidas o ansiosas.


-Hinchazón abdominal:

Los cambios hormonales que ocurren al principio del embarazo podrían hacer que te sientas hinchada, como a veces pasa un poco antes de la llegada de tu periodo. Por este motivo, la ropa te puede apretar en la cintura desde muy temprano en el embarazo, aunque tu útero aún esté muy pequeño.

-Orinar frecuentemente:

Poco tiempo después de quedar encinta, los cambios hormonales en tu cuerpo hacen que circule más sangre hacia los riñones, lo cual hace que tu vejiga se llene más rápidamente y por eso necesitas ir al baño con frecuencia. Lo más probable es que esta sensación aumente o se intensifique a medida que progrese tu embarazo. La cantidad de sangre que circula por tu cuerpo aumenta drásticamente durante tu embarazo. Esto hace que los riñones deban procesar mucho líquido adicional, el cual va a parar a la vejiga. Este problema se agrava a medida que tu bebé crece, ya que ejercerá mayor presión sobre la vejiga.

-Cansancio:

Nadie sabe a ciencia cierta el motivo de la fatiga típica del comienzo del embarazo, pero es posible que tu soñolencia se deba al rápido aumento en los niveles de la hormona progesterona. Además ten en cuenta que las náuseas y el tener que despertarte con frecuencia por las noches para orinar, contribuyen a tu cansancio.

Cuando llegues al segundo trimestre empezarás a sentir más energía, aunque el cansancio suele reaparecer al final del embarazo, cuando estarás transportando mucho más peso, y las incomodidades típicas de estas fechas podrían impedir que duermas bien por las noches.


-Sensibilidad e hinchazón en los senos:

Uno de los síntomas más comunes del embarazo es la hinchazón y sensibilidad en los senos, provocada por el aumento en los niveles hormonales. Esta sensibilidad o dolor puede ser como una versión exagerada de lo que sientes antes de tus periodos. A partir del primer trimestre esta incomodidad disminuirá significativamente, a medida que tu cuerpo se adapta a los cambios hormonales.

-Sangrado ligero o manchas de sangre:

Aproximadamente 1 de cada 4 mujeres experimenta algo de manchas de sangre en el primer trimestre. Generalmente no es un problema, pero algunas veces es señal de un embarazo ectópico o aborto espontáneo. Si tu sangrado es abundante o acompañado de dolor y mareos, llama de inmediato a tu médico o partera.

-Náuseas:

Algunas mujeres empiezan a sentir náuseas un mes después de haber concebido, aproximadamente. Pero algunas mujeres empiezan a sentir estas molestias a las dos semanas de embarazarse. Las náuseas y los vómitos típicos del embarazo pueden ocurrir a cualquier hora del día: mañana, tarde o noche. Lo bueno es que cerca de la mitad de las mujeres que padecen de náuseas dejan de tener estos síntomas al empezar el segundo trimestre. Para la mayoría de las demás mujeres, las náuseas tardarán más o menos otro mes en aliviarse.

-Retraso de la menstruación:

Si tu ciclo menstrual suele ser bastante regular y de repente se retrasa tu periodo, probablemente te harás una prueba del embarazo mucho antes de que empieces a tener cualquiera de los síntomas anteriores. Pero si tus reglas no son regulares y no tienes la costumbre de anotar las fechas de tu ciclo, las náuseas, la sensibilidad en los senos y las idas frecuentes al baño podrían ser las primeras señales de que estás embarazada, antes siquiera de que te des cuenta del retraso de tu periodo.

-Temperatura basal permanece elevada:

Si anotas con regularidad la temperatura basal de tu organismo (tu temperatura al despertarte) y notas que esta permanece elevada por más de dos semanas consecutivas, lo más probable es que estés embarazada.

-Una prueba de embarazo positiva:

Diga lo que diga en la caja, muchas pruebas de embarazo caseras no logran detectar la mayoría de los embarazos hasta aproximadamente una semana después del retraso del periodo. O sea que, si decides hacerte una prueba antes de esa fecha y el resultado es negativo, vuelve a hacértela unos días después. Recuerda que un bebé empieza a desarrollarse antes de que te des cuenta que estás embarazada, así que es crucial que empieces a cuidar tu salud mientras esperas la respuesta.