Papillas para Bebés de 11 Meses

Captura de pantalla 2017-10-04 a las 09.11.39
Cómo pasa el tiempo de rápido verdad? Nuestro bebé está a punto de cumplir 1 año!! y a estas alturas seguro que más o menos habrá probado la mayoría de alimentos. Es posible que le guste probar nuevos sabores o que sea fiel a los que ya conoce...



Es posible que tú bebé ya esté comiendo algún que otro alimento sólido, ya no es necesario triturar las papillas si no que podríamos machacarla con el tenedor para que se encuentre algún que otro grumo, aunque no todos los niños lo aceptan tan bien, sin embargo hay que empezar a buscar otras alternativas. A partir de ahora, seguramente tu pediatra te indicará que puedes darle algo de queso.

Como decimos, el bebé necesita experimentar con nuevas texturas, así mismo las iremos introduciendo poco a poco y por separado para que nuestro bebé asimile el sabor de los nuevos alimentos. Por ejemplo al hacer una papilla de zanahoria y patata y pasarla por el pasapuré el niño no sabe bien qué verduras está comiendo, sin embargo esos mismos ingredientes pero machacados o cortados en daditos aunque a priori es lo mismo, el niño no lo va a reconocer igual por lo que se tendrá que acostumbrar a las nuevas texturas.

En general, y como ya sabrás lo ideal es introducir un alimento nuevo cada semana, para facilitar que se acostumbre y lo asimile y tolere sin problemas. De esta manera, podrás identificar cualquier posible alergia o intolerancia.



Una dieta para un niño de 11 meses podría ser similar a la que os comentamos a continuación:

- A la hora del desayuno: Seguimos con una toma de leche, ya sea de lactancia materna o de un biberón de leche de continuación con cereales.
- A la hora de la comida: Podríamos optar por un puré de carne o pescado incluyendo verduras, sin olvidarnos tampoco de las papillas donde incluyamos algo de legumbres. Podría comer una sopa o un poco de arroz caldoso. De postre, leche, yogur o compota de fruta.
- A la hora de la merienda: Seguimos con las papillas de frutas, o un plátano machacado o un yogur o incluso una manzana asada.
- A la hora de la cena: Sería muy similar a la comida. Una sopa quizás es un poco más ligero pero en cualquier caso es una buena opción. De postre algo de fruta, yogur o un trozo de queso fresco y si quieres antes de acostarse (según la hora que sea) podría tomar un poco de leche.

En general a los 11 meses los alimentos que el bebé puede tomar son:
- Leche materna o leche de continuación, a partir de los 12 meses podremos pasar a la leche de crecimiento.
- Se pueden introducir galletas tipo María en las papillas de fruta o darle alguna galletita para merendar (OJO!! no hay que abusar de este tipo de productos, es importante no acostumbrar al niño con galletas ni bollería, en todo caso podemos intentar preparar nosotras mismas las galletas o algún bizcocho ligero como los típicos que se preparan con yogur).



- Seguimos con las papillas de cereales que a estas alturas ya pueden ser con gluten.
- Por supuesto frutas, verduras y hortalizas.
- En cuanto a la carne, podrán comer pollo, pavo y ternera.
- En cuanto al pescado, se puede tomar el pescado blanco tipo merluza, mero, rape, etc.

Captura de pantalla 2017-10-04 a las 10.05.47

- El yogur es una excelente fuente de proteínas, calcio y ciertas vitaminas y minerales que favorece el desarrollo de la flora intestinal por lo que es una buena opción para tomar de postre o en las meriendas de la tarde.
- Del huevo por ahora solo tomarán la yema cocida que demás es muy rica en proteínas, grasas y vitaminas A, D y E. Para introducir el huevo se suele seguir la regla del reloj, es decir, se empieza por una cuarta parte para aumentar la cantidad hasta echarla entera, un máximo de 2-3 veces a la semana.
- En cuanto a las legumbres recuerda que los garbanzos deben servirse triturados y sin piel.
- Como el niño ya sabe comer con cuchara la sopa es una buena opción para empezar a tomar. Podemos elegir pasta de colores (OJO!! fíjate la cantidad de verduras que lleva cada paquete) y algunas sopas son con dibujos, letras, etc. que la hacen más atractiva para los niños.



Como decimos, los niños a los 11 meses ya pueden comer de manera similar al resto de la familia (siempre con algunas limitaciones) pero por lo general habrá comida que se podrá compartir. Por ejemplo un plato de espaguetis con carne, para el niño cortaremos los espaguetis en trozos más pequeños y vigilaremos que la carne se sirven en trozos más pequeños pero puede comer igual que los mayores cosa que también le hará ilusión.

Entramos en una etapa donde los padres además de ofrecer a nuestro bebé los alimentos que necesita para crecer y desarrollarse fuerte y sano, también nos servirá para introducir a nuestro pequeño en el mundo gastronómico, es decir, variar, ofrecerle diferentes sabores y texturas, presentar los alimentos de formas distintas, y acercarle a la cultura y las costumbres gastronómicas propias de su zona. El niño ya se puede sentar con nosotros en la mesa, cosa que también nos gusta a todos!!